lunes, 7 de octubre de 2013

Mis fines de semana

Este fin de semana lo he pasado en mi pueblín.

Era un fin de especial, se celebraba la Virgen del Rosario, que, si bien no es a patrona, se celebra en mi pueblo (y en muchos de los alrededores)

Y, aunque es un pueblo enano sin presupuesto para grandes fastos, lo celebramos. Como se celebra casi todo en este país, comiendo.

El Sábado hubo comida comunitaria. Encargamos unos corderos asados, hicimos unas ensaladas, y todo el pueblo nos juntamos en la plaza a comer juntos


 
 Afortunadamente el tiempo acompañó, porque eramos tantos (casi 100 personas en mi pueblo es un record) que no cabiamos dentro del centro social y hubo que montar mesas en la plaza y en las calles aledañas.



Además, la Asociación Cultural, de recientísima creación, trajo un monologuista que nos amenizó la tarde. El chaval lo hacía divinamente y como es un "cómico rural" que basa sus monólogos en las vivencias de los pueblines, nos sentíamos super identificados y gustó tanto a los domingueros hipsters de Madrid como a los abueletes.


Para rematar hubo karaoke y bingo. !Nos lo pasamos genial!

El Domingo, que era el verdadero día de la fiesta, empezó torcido. Quería enseñaros fotos de la procesión, que no tienen nada que ver con los saraos que montan en S. Santa en los pueblos andaluces. En Castilla somos más sobrios y, en los pueblos minúsculos, las procesiones son una cosa pequeña, recogida, con mucha emoción para los que son devotos, pero sin tanta parafernalia. El problema es que, en medio de la Misa el pobre cura se mareó y nos quedamos sin procesión. Afortunadamente no fue nada. A ver si el año que viene os puedo poner fotos.

Y, aunque el sábado nos habíamos puesto morados, se nos fue la mano La idea era hacer un "macro-vermouth", que todos los vecinos hiciésemos un aperitivo o algo de picar para acompañar la cervecita o el vermouth, pero al final, acabamos poniéndonos las botas y !nadie comió en casa!



Así que, aunque me llevé las zapatillas, no salimos a correr, ni a pasear ni nada...la única naturaleza que vi fue una lagartijilla a las que unos niños estaban haciendo perrerías (se dice eso en vuestros pueblos??), y que, gracias a mi mediación y la charme que me caracteriza fue liberada en un jardín sin que sufriese daños graves.


 

3 comentarios:

pepa pp dijo...

entrañable estas fiestas en pueblos tan pequeños, yo quiero comprarme uno y perderme por el, me alegra que lo pasarais bien y en familia que es lo que interesa, no aguanto el bullicio y me aislo de vez en cuando en el campo, besssssss

Loretta dijo...

si perrerias gamberradas ...etc
oye como hiciste para que no le callera la cola al coger?
yo hace poco quise coger una y soltó la cola..alomejor es la especie?

Hele dijo...

Loretta, no hice nada, simplemente no se le cayó. La verdad es que también me quedé muy sorprendida, a lo mejor fue porque al ser muy chiquitita a cogian de cuerpito y no de la cola, asi que esta no se desprendió