miércoles, 16 de abril de 2014

Carnaval

Voy con retraso, lo sé, pero no tanto como pensais.

Es cierto que el carnaval ya pasó, esta es una entrada anticuada, pero resulta que en Toulouse lo celebraron el 5 de Abril, así que aún no está totalmente caducada.

No sé si la diferencia de fechas será por a laicidad de la République o qué, pero siempre es agradable salir a la calle y encontrarte con gente disfrazada y un pasacalles.

Llegué a casa llena de confeti después de bailar mucho con las batucadas (había más músicas, pero lo meor para los desfiles es la percusión).

Mis carrozas preferidas fueron una que incuia espectáculo de charlestón:

Y estos dos animalitos. Parecía que el jaguar se iba a comer al tucán!!!


Y, además, cogí ideas chulas para posibles disfraces...ahora sólo falta que me inviten a una fiesta de disfraces!


lunes, 14 de abril de 2014

No, no me ha tragado la tierra

es que sigo sin tener una rutina clara, y eso hace que esté dispersa y no preste tanta atención al blog.

Lo bueno es que cada vez estoy más cómoda aqui. Supongo que la llegada del buen tiempo tiene algo que ver, pero además me he propuesto disfrutar de las cosas chulas de mi nueva vida, aunque sean pequeñitas.


Como las flores que hay por todos lados, incluidas las cunetas de camino a mi clase de francés:


Tambien me gusta que vivo a un tiro de piedra del rincón que más me gustó de Toulouse la primera vez que vine (hace unos 10 años...): el tramo que va del Hôtel-Dieu Saint-Jacques, un hospital para los peregrinos que iban a Santiago (si, uno de los Caminos de Santiago para por aqui) al Hospital de La Grave. Me encanta pasear por la orilla de enfrente




O el hecho de que una amiga del alma se acuerde de mi y me escriba una tarjeta preiosa de Mr. Wonderful...cómo lloré!!!, te echo de menos T.!!


Y cuando me da el bajón, pues tiro de chocolate. Me está costando encontrar uno que me encante sin pasarse de caro, al fina tiro del de cocinar, pero cuando comido no basta, me lo pongo en la cara.






lunes, 24 de marzo de 2014

Mis fines de semana

La casita sigue tomando forma.

En el último viaje a Ikea nos trajimos una lámpara de pie que me encanta, parece un foco de cine de los antiguos.


Pero lo que está claro es que no somos muy avispados a la hora de elegir plantas, hasta ahora sólo teníamos un bonsai que se vino desde España sentado en mi regazo:


Y en Ikea tenían un montón de plantas monísimas, pero, no sé cómo, acabamos comprando la más feas: un tomillo y una planta carnívora.

Este, por lo menos, es práctico.


Aprovechando que aquí hago yo la compra y cocino estoy intentando comer bien, variadito y sano

Ensalada y pavo con manzana
Pero claro, sin agobiarse y disfrutando de las cosas buenas. En Francia no puede faltar el pan.


O un pain au chocolat (vamos, una napolitana de toda la vida) cuando me pilla bien desayunar fuera.

vale, es la napolitana con peor pinta que me he tomado aquí, ni se ve el chocolate, pero os prometo que están buenísimas.
Y, respecto a la ciudad, cada vez me gusta más. Aunque estoy un poco apática y mareada de tantas gestiones (luego nos quejamos de la burocracia en España), continuamente descubro rincones, restaurantes o tienditas chulas. Para muestra, una mercería que visité el otro día buscando unas cosas:


Me encantan las tiendas pequeñas y tradicionales y las mercerías se prestan a estar llenas de colores y cosas chulas!



viernes, 21 de marzo de 2014

Esta sí es sí

Esta gargantilla sí que me encanta.


El color es muy bonito  las esferas me gustan, sobre todo esta:


¿A que os gusta más que la del úlimo post?
Por eso la he subido a mi tienda on-line


Venga, animaos, para los escotes veraniegos, que ya hay ganas de tirantes, ¿no?


lunes, 17 de marzo de 2014

Mis fines de semana

¿Os acordais de que os recomendé que no os mudaseis nunca a un piso vacío?

Bueno, pues lo sigo pensando.

Pero, poco a poco, voy recuperando una vida normal. Y es que llevo una semana en Toulouse desde que cogimos el coche cargadito de bártulos y nos mudamos de forma definitiva.

En una semana he montado muchas cajas de Ikea y ya tengo una cama. Bueno en concreto la misma cama que absolutamente toooooooodo el mundo.



Tenemos más muebles, aunque aún hay alguna solución de conveniencia, como lo de usar la silla de despacho para comer mientras llegan las de comedor, que estaban fuera de stock.

 

!!!También tenemos internet!!!. Y lo instalé solita :-). Va fenomenal, lo activaron en un pis-pás, incluye 150 canales de televisión y llamadas a fijos (también a España) por un precio que ya quisieramos en España. Sabía que nuestras conexiones son caras y mierderas, pero el contraste empírico es estupendo.


Una vez que estas cosillas se van solucionando y que estás mas cómoda en la que va a ser tu casa, es más fácil relajarte y empezar a tener momentos de esos en los que estás muy a gustito con un té y unas galletas que en España no se encuentran:


Y los fines de semana se pueden ocupar para cosas chulas en lugar de dedicarlos sólo a hacer recados. Este lo pasamos bien: salimos a comer con unos amigos de A, tomamos unas copitas (y unos txacolis)...

También vi una peli (100% en francés)


Y, en un paseo primaveral, me topé con un clandestino de swing!!!!!!. ¿Creeis que es una señal? ¿una forma providencia de recordarme que me tengo que apuntar a agunas clases de baile?.




jueves, 13 de marzo de 2014

Otra de esas que no sé si sí o si no

Pues eso, que esta gargantilla no me acaba de convencer.


A lo mejor es porque la esfera de reloj que he usado es demasiado vieja y deteriorada.

O porque esos colores tan vivos no le pegan.


No sé qué es, pero algo hay.
¿Os gusta a vosotras? ¿os la pondriais? ¿qué me recomendais que haga con ella?
Esta no la subo a la tienda on-line


lunes, 10 de marzo de 2014

A estas horas...

A estas horas estaré (supongo) tratando de equipar un piso vacío y sin internet, así que he dejado programadas unas entraditas.

Entre ellas esta.

En la que os enseño mi gargantilla de esferas de reloj preferida.


Super discretita pero muy original.





Está disponible en mi tienda on-line.

Estas no sirven para dar la hora, pero, vosotras ¿qué haceis a estas horas?