domingo, 29 de diciembre de 2013

Mis fines de semana

Llevo un montón de tiempo sin publicar este tipo de entrada y me he dado cuenta de que me gusta mucho hacerlo. Es como llevar una especie de diario, pero rápido, sencillo y sólo de cosas buenas, lo que hace que esté más optimista y feliz, que a veces estos buenos momento luego se nos olvidan en seguida y te quedas con la sensación de que nunca haces nada chulo, especialmente porque me encanta comer pero es un placer que se me olvida rápido...

Así que os voy a enseñar algunos sitios chulos que he visitado y cosas ricas que he comido en el último mes. Lo mismo alguna os sirve como recomendación:

 Esta foto es de la Cantina, que está en el Matadero.  Me encantó,  es un sitio muy original porque está en las antiguas calderas del matadero de Madrid y, además, yo iba con antojo de ceviche !y justo estaba en el menú!. Una de esas coincidencias que te alegran el día.


Fui con T, G y L, que se portó genial, dormidita casi todo el rato y luego cotilleando todo. No me extraña, es que es el típico sitio en el que lo ponen todo así de mono:



También he comido en la Musa de Espronceda. De hecho, he ido un par de veces en los últimos días. La primera vez fui con las de la universidad y comimos de menú (10 euros, pero sólo los días de diario). Este sábado volví con A. y comimos de pinchos, también nos salió muy bien de precio.

Mirad que comedor tan chulo, es como un trastero de abuela, lleno de cuadros y de muebles antiguos:


Siguiendo con la comida, no sólo me he puesto morada en restaurantes. M. prepara un roscón de Reyes impresionante, casero, con y sin nata. Este año hemos adelantado la quedada porque está muuuuy embarazada y dejarlo para Reyes era arriesgado.

Una vez más, su roscón triunfó:



Yo no soy muy fan de los dulces navideños, pero el Roscón de M. es una maravilla.

Aunque en otra liga, reconozco que el panettone que me regalaron en el restaurante italiano al que fuimos el viernes también estaba muy rico:


El restaurante se llama Totó y Pepino, esta en Alonso Martínez y, aunque un poco más caro, tienen buenas ofertas (cuando fuimos tenían un menú pizza: pizza+bebida+café o postre=12€), además, merece la pena visitarlo aunque sólo sea por lo bonitas que son las servilletas y los manteles.

También he tomado muchos tés en sitios más o menos bonitos, siempre en buena compañía, que estas fechas son propicias para los reencuentros.

Pero he de reconocer que, aunque me encanten los tés así:


me alegré más cuando ví este cartel en la máquina de café del trabajo:


Que te inviten a un té/café de polvos, malo hasta decir basta que apenas vale 40 céntimos no es para tanto, lo sé, pero cuando trabajas gratis y sin posibilidades de conseguir un contrato de verdad los pequeños detalles, aunque sean insignificantes, dan ganas de hacerles publicidad gratis a los de Autobar Spain SAU





 

1 comentario:

Rosina-reciclA dijo...

Pues un café gratis es un café gratis al final no? Esa rosca de reyes tiene una pinta de rica! me dio hambre de tanto leer sobre comida! jajaja besos!