jueves, 2 de octubre de 2014

Reencuentros de los que molan

Hace 10 años me fui de Erasmus. Si, 10 años, ahi es ná.

Y,hace unas semanas, para festejar tan feliz onomástica, nos juntamos unos cuantos y volvimos a Bruselas. Esta vez no como residentes, pero tampoco como turistas, íbamos a visitar lo que sabíamos de antemano que queríamos ver, como la Grand Place o el Palacio Real, pero también el super en el que siempre hacíamos las compras o los portales de nuestras respectivas casas.



Mi portal!!!
Sabíamos qué queríamos comer las guarrindongadas que merendábamos hace 10 años, pero también darnos un homenaje en un restaurante con vistas a la Grand Place

Cuando vives en BXL acabas teniendo un puesto de patatas fritas preferido, el mío, al lado de la Bourse, se ha convertido en un imperio de la fritanga.
Mejor los gofres de Lieja que los de Bruselas

Sabíamos a qué bares queríamos ir, que tiendas visitar y dónde ir a bailar. Pero también descubrimos planes nuevos, como una degustación de comida y bebida en el Bois de la Cambre.


Mi bar preferidísimo del mundo, madre cómo lo pasamos!!
Conocíamos nuestros rincones favoritos, aunque también descubrimos calles nuevas.

Las mejores vistas de BXL: Le Mont des Arts
Pasamos por a Uni, por supuesto

La antigua facultad de Derecho, la nueva es tan fea que no la saco en el blog
Nos permitimos caprichos que antes no podíamos


Y disfrutamos mucho del reencuentro con los viejos amigos (incluido el Manneken), pero echamos mucho de menos a los que, por una razón u otra, no pudieron venir



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Fue un placer acompañarte en dicha onomástica... Queda pendiente el décimo aniversario del final del erasmus... Jeje... Besetes

I-Fe

Lourdes Catalán dijo...

Con razón me decías ayer en IG que era bonita Bruselas, no sabía que habías vivido allí, así que la conoces muy bien.
A Elena le ha encantado.
Besos preciosa.

Jewel dijo...

¡¡Pero que bien os lo pasastéis!! bonitas fotos.

Por cierto, te he contestado en mi blog de deporte.

Un besazo