domingo, 31 de enero de 2016

Customización: un éxito y un fracaso.

No hago propósitos de Año Nuevo porque nunca los cumplo, pero es inevitable, a principios de año, pensar en qué cosas nos gustaría probar, o cambiar, o mejorar.

Una de las cosas que se me pasó por la cabeza a principios de Enero fue que este año me gustaría retomar la costura para hacerme alguna prenda y para customizar otras. 

No son actividades nuevas, tengo bastantes faldas hechas por mi misma ( esta y esta, por ejemplo) y he decorado varias camisetas para mi, mis amigas o mercadillos variados (aqui y aqui). Pero últimamente no he cosido nada de ropa y me apetece retomarlo ya que tengo varias ideas pendientes desde hace bastante tiempo.

No obstante, me da un poco de miedo lanzarme con la customización. Es cierto que es una forma estupenda de convertir una camiseta básica y barata en algo especial, pero no siempre sale bien.

Primero os enseño un ejemplo de una customización exitosa.



Esta camiseta de niña me salio tirada de precio y la compré ya pensando en hacerle algo para luego venderla en un mercadillo benéfico con el que colaboro todos los años.

La decoré con unos yo-yos hechos con la tela de una camisa que se le había quedado pequeña a mi madre y unas perlitas.


La camiseta me costaría en torno a 2,5€, las perlas las tenía desde hace tiempo y la tela de los yo-yos era reutilizada, así que el coste del material no superó los 3€ y sin embargo logramos venderla por unos 10-12€ que fueron directos a Mali porque el resultado final fue bastante resultón.

Sin embargo, mis customizaciones no siempre quedan bien.

Esta otra camiseta, de señora, también la compré por dos duros en un tienda muy barata. Y también con idea de decorarla, siguiendo una idea que había visto en Pinterest, aprovechando una red roja que alguien me había dado.


Pero...el corazón de redecilla roja no quedó muy bien definido y al final parece una camiseta arañada por un gato.


Contra todo pronóstico, esta camiseta también encontró dueña en el mercadillo, pero costó más y hubo que venderla mucho mas barata.


¿Vosotros habéis customizado camisetas? Yo voy a seguir depurando mis técnicas y ya os enseñaré los resultados.

1 comentario:

manualidade pepa dijo...

me alegra que te decidas a coser, yo nunca lo deje del todo, pero de ser mi actividad durante años ,pare y ahora hago lo que puedo unas veces una cosa y otras,otra , la verdad te han quedado la mar de monas ,besssss y a por ello