miércoles, 24 de julio de 2013

Caprichitos

No soy caprichosa, pero un regalo o autorregalo de vez en cuando viene fenomenal.

Como esta pulsera que me trajo mi tia de sus vacaciones playeras en Alicante y que me encanta.


Reconozco que no es lo más cómodo del mundo, pero es taaaaaaaan mona.

 
Estos pendientes son un autoregalo. Están hechos de papel, no pesan absolutamente nada y son espectaculares!!!.



Me los compré en una de las ediciones del Dosde de este verano y os dejo el blog de la pichuka, que es la artesana que los hace. Por favor, visitadla, vais a alucinar con las cosas que hace con papel.


Por cierto, algunos de los caprichos que más me gustan son los que se comen. Revisando mis fotos me he dado cuenta de que no os había enseñado un regalo que me trajo I. del Hierro: una quesadilla que, aunque me comí hace siglos, recuerdo con mucho cariño, jajajajaja, en serio, gracias I., estaba buenísima.



3 comentarios:

Raquel Jiménez Bisutería dijo...

la pulsera es preciosa.
Besos Raquel

http://raqueljimenezbisuteria.blogspot.com.es/

Rosina-reciclA dijo...

y si! hay que darse gustos! como esa pulsera divina! incómoda pero divina!
besos!

Irene dijo...

De nada H. Las quesadillas sustituyen a "los ambrosios" aunque es un salto cualitativo espectacular... (y no disponible en el super, por lo que no puedo prometerlo siempre, jeje).
De las diademas, la última tal vez sea demasiado grande,... habría que verla puesta... Y la camiseta que publicaste el otro día está genial...
Creo que los informes de M. sobre la isla férrica fueron positivos, ¿no? así que espero vengas a buscar quesadillas... ;)