miércoles, 14 de agosto de 2013

Apocalipsis Cani II

Ya sabeis que no me entusiasma la proliferación de canis/chonis a la que asistimos consternados en nuestros dias.


Hoy os quiero hablar de una de la cosas que más odio en ellos: No puedo soportar que hagan ruido al masticar el chicle, ni las pompas, ni que mastiquen (en general, chicle o lo que sea) con la boca abierta.

Aunque, para ser justa he de decir que lo de la puñeteras pompita o lo de hacer ruido al maticar no es atributo exclusivo de los canis y su versión femenina, las chonis. Mucha, mucha , mucha gente lo hace.


No lo entiendo, nadie va escupiendo en el suelo o eruptando en el metro, parece evidente que es una cuestión de educación básica, ¿por qué no entienden que hacer pompas con el chicle es igual de molesto?.

¿Por qué la gente se empeña en enseñarnos lo que tiene en la boca cuando come?. No somos rumiantes que tengan que dedicarse a fondo con la alfalfa, por dios, ¿tan difícil es masticar con la boca cerrada?.

Reconozco que mi intolerancia hacia esos ruidos ha llegado a ser extrema, pero es que...mi amiga lo explica mejor que yo:

Y últimamente sospecho que lo de masticar chicle con la boca bien abierta, enseñando hasta los empastes de la muelas del juicio se ha pueto de moda...señores, señoras, con una Belén Esteban hay suficiente, no me interesa lo que se meten a la boca, asi que, por favor, no me lo enseñen.

No quiero oir ese maldito "chuik chuik" que se esucha aunque me ponga los cascos en el otro extremo del vagón.

Asi que, por dios, os suplico que hagais examen de conciencia y si identificais alguno de esos vicios intenteis corregirlos. De lo contrario, procurad evitarme ya que, si admiro a alguien en esta vida, es a la primera chica del tango de la carcel de Chicago (lo dejo en español por si acaso alguien no lo pilla en inglés)



¿qué más se puede decir?

If you'd have been there
If you'd have heard it
I betcha you would
Have done the same!


1 comentario:

Mª Pilar O.R. dijo...

que razón tienes! yo tampoco soporto la gente que come de esa manera, tengo un caso en mi casa que es el hijo de mi marido que ahora El Niño tiene 13 años y come de tal manera que mi perra hace menos ruido y come mejor que el, masticando con la boca abierta, comiendo con los dedos, haciendo ruidos.... un asco y no puedo decir nada porque ya intente educarles desde los 2 los que les conozco y no hay manera, me da vergüenza ajena pero no es mi hijo y no puedo reñirle ni modificar sus modales, en fin, que a veces tenemos que soportarlo de cerca, querida , un besito