martes, 20 de agosto de 2013

Mis fines de semana

Bueno, en este caso no ha sido un fin de semana. Ha sido más largo.

Aunque no tengo trabajo y, por tanto, no tengo dinero, mi novio, que es un cielo, me ha invitado unos dias a la playita. Concretamente a Sancti Petri, en Cadiz.

Me ha llevado a un hotel estupendo, de esos que te reciben con un detallito para que te sientas una VIP.

 

Y lo hemos pasado muy bien, aunque no hayamos hecho nada del otro mundo. Hemos pasado los dias desayunando fuerte en el buffet (mi novio alucinaba con lo mucho que como cuando puedes hacer desayuno americano), luego playa o piscina, comida, siestita, más playa o piscina (dependiendo del viento que hiciese principalmente) y, después saliamos a cenar y a dar una vuelta.



Vida de vagos, en definitiva, que es para lo que sirven las vacaciones.

Aunque una tarde nos acercamos a Cádiz. Yo no lo conocía. Paseamos por la ciudad antigua, por la playa, vimos la catedral...



En definitiva, unos dias geniales, he descansado, me he puesto algo morenita, y he cargado las pilas en buena compañia. Una pena que haya sido tan corto.



4 comentarios:

espe dijo...

Es que mi tierra es muy bonita, no hay zona de mar de la provincia que no sea divinaaa!

Irene dijo...

;)

Mo dijo...

Te mereces eso y más, guapa!

Loretta dijo...

que romántico!!!!!!!!! me encanta!