jueves, 6 de marzo de 2014

Menuda semanita

Lo de mudarse es un lío. Sobre todo si te mudas a un piso vacío. Sobre todo si te mudas a un piso vacío en otro país. Y, sobre todo, si la mudanza tiene tantas interrupciones.

He pasado otra semana en Toulouse, pero vuelvo a pasar el fin de semana en España. Y el domingo nos vamos definitivamente con el coche.

Eso si, este fin de semana es tranquilo, para comprar cosas, preparar cajas y ver a la familia, me temo que no tendré tiempo de socializar. Una pena, pero la verdad es que ya casi había acabado mi ronda de despedidas (se queda alguna en el tintero). Eso sí, es increíble, además de familia y de mis amigos, me he tenido que despedir de un montón de bebés.


Esta semana en Toulouse ha sido terrible:

Lunes: tuve que ir a la otra punta de la ciudad para darles a los de la inmobiliaria el primer cheque. La típica secretaria petarda me lo cogió y me dijo que no me podía dar factura hasta verificar que tenía fondos. Oooook, pero tuve que insistirle para que me diese al menos un recibo, esperaba que le diese el cheque y me largase, y era un pastón!.
Luego tenía que ir a Ikea, cogí el metro hasta final de linea y esperé un autobús bajo la lluvia. Eran vacaciones escolares así que mi bus no pasó hasta dos horas y media después!!. Y, para llegar al maldito Ikea tuve que cruzar 2 carreteras tremendas. Quería morirme, o, al menos, llorar.
Hasta las 20h no llegué de nuevo al hotel.

Martes: fui a hacer el "état des lieux" y, por fin, nos dieron las llaves.


Luego compré una lavadora y empecé a ver frigoríficos. Y seguí con las compras:


Tentadoras, ¿eh?
Ademas pasé a tarde llamando a Ikea porque el transportista no se había puesto en contacto conmigo para decirme cuándo nos traían la cama como me habían dicho. Pero no me lo cogieron

Miércoles: a las 7 de la mañana me llama el transportista: "en 10 minutos estoy en su casa". Perfecto, pero yo estaba como a media hora. Tuve que salir corriendo, llovía, el transportista se fue a hacer un reparto antes del nuestro y acabé sentada en el suelo de una casa vacía tomando un desayuno bastante menos opíparo que los que me zampaba en el hotel


Luego a limpiar el piso y a montar la cama de Ikea. !Es divertido!, pero acabé reventada.


Jueves: vagueo, empezar las gestiones del teléfono e internet y meter prisa a A. para que decidamos qué frigorífico compramos. Más fregoteo. Vuelta a España para meter cajas en el coche.

Pero por fin dejó de llover y se podía disfrutar de la ciudad en las idas y venidas:


Incluso salió el sol para que os pueda enseñar las vistas que hay desde nuestra nueva terraza!




3 comentarios:

Rosina-reciclA dijo...

jajaja a mi me resulta gracioso leerlo! aunque para vos habra sido un calvario! Ya va atranquilizar todo Hele! Hermosa la vista! besotes!!

espe dijo...

Animo, se te ve bien, no estás derrotada, y eso es bueno...
Aquí estamos para escucharte, leerte...o como llamemos a esta relación...

pepa pp dijo...

una semanita buena no te envidio , bueno esa vista me ha encantado, pero chica lo que te queda, bueno no te quiero dar animos, bes y no trabajes mucho